POGGI, DT DE LA SELECCIÓN DE WATERPOLO: "EN LOS ÚLTIMOS AÑOS TUVIMOS UN NOTABLE CRECIMIENTO Y VAMOS POR MÁS"

El principal objetivo de la Selección Argentina de waterpolo es el Sudamericano que se desarrollará en Trujillo, Perú, y que otorgará dos pasajes para los Juegos PaTnamericanos de Lima 2019. Antes, claro, la agenda de la celeste y blanca está cargada de eventos. Porque del 1 al 8 de abril está la Copa Intercontinental en Nueva Zelanda, que es la primera fase de la World League, y en la que Argentina compartirá el Grupo A con el conjunto local, Kazajistán, Canadá y Australia. Luego, en mayo, estará en juego la Copa UANA (Unión Americana de Natación Amateur) y en junio los Juegos Odesur, ambos en Bolivia.

La imagen puede contener: 9 personas, personas sonriendo, personas de pie y piscina

El principal objetivo de la Selección Argentina de waterpolo es el Sudamericano que se desarrollará en Trujillo, Perú, y que otorgará dos pasajes para los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Antes, claro, la agenda de la celeste y blanca está cargada de eventos. Porque del 1 al 8 de abril está la Copa Intercontinental en Nueva Zelanda, que es la primera fase de la World League, y en la que Argentina compartirá el Grupo A con el conjunto local, Kazajistán, Canadá y Australia. Luego, en mayo, estará en juego la Copa UANA (Unión Americana de Natación Amateur) y en junio los Juegos Odesur, ambos en Bolivia.

"Los Odesur es un evento muy importante y al que vamos a utilizar de plataforma. Nos sirve de preparación y la base del equipo será el que juegue el Sudamericano", explica Daniel Poggi, el entrenador de la Selección que ya planifica concentraciones a futuro.

En los últimos años, el waterpolo mostró un notable crecimiento y Poggi fundamenta los motivos: "Fueron importantes las tres medallas doradas sudamericanas en 2010, 2012 y 2016, más el buen trabajo que se está haciendo en los clubes a partir de la Liga Nacional, que le dio un impulso bárbaro a esta disciplina. Asimismo, la incorporación de Gabriel Hernández, ex entrenador del seleccionado español, fue determinante porque pulimos algunos aspectos fundamentales como trabajar la intensidad del juego y nos colocó en la órbita internacional".

"Fue muy valioso enviar jugadores a Europa para que tengan roce y eso nos posibilitó crecer. Fue un plan estratégico que funcionó y que tiene jugadores de la Selección en la Liga de Honor (Ramiro Veich, Germán Yañez, Tomás Alfonso, Esteban Corsi y Diego Malnero), en Primera División (Guido Poggi, Tomás Echenique y Guido Martino) y en Segunda División (Felipe Alfonso). Desde entonces, los jugadores elevaron su nivel físico y el volumen de entrenamiento ya que la mitad del equipo se está entrenando en un alto nivel", profundizó.

Para Poggi, el gran desafío es posicionar a la Selección en el segundo pelotón mundial. "Estamos entre el 10 y el 15 del mundo, pero podemos meternos entre el octavo y duodécimo lugar. Estamos trabajando para crear un Centro de Tecnificación en el CeNARD, donde los jugadores complementen sus entrenamientos, y lleguen a entrenar entre ocho y diez sesiones semanales de agua, más cuatro sesiones de gimnasio. Estamos copiando el modelo de España, que en los clubes de División de Honor se entrenan en doble sesión y en los de primera solo un turno, de este modo intentamos nivelar hacia un modelo de mayor exigencia e intensidad".
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario