HAMILTON Y VETTEL A LA CAZA DE FANGIO

Sebastian Vettel y Lewis Hamilton intentarán igualar a Juan Manuel Fangio esta temporada. (Foto: AFP).

Los pilotos de Mercedes y Ferrari tienen cuatro estrellas cada uno

Después de Michael Schumacher con siete títulos, Juan Manuel Fangio es el segundo entre los pilotos con más campeonatos dentro de la Fórmula 1, con cinco coronas. Pero en este 2018 hay dos protagonistas que pueden igualar al argentino: el inglés Lewis Hamilton y el alemán Sebastian Vettel.

La temporada 2018 de la Fórmula 1 comenzará el próximo fin de semana con el Gran Premio de Australia, y tanto Hamilton como Vettel buscarán obtener el objetivo máximo desde la primera cita.

Hamilton representó a McLaren desde la temporada 2007 hasta 2012. Allí logró un subcampeonato en 2007 y el tan ansiado título en 2008 luego de una definición apasionante con la Ferrari de Felipe Massa.

En 2013, el británico pasó a Mercedes, donde se consagró en 2014, 2015 y 2017, y fue subcampeón en 2016. Sus estadísticas dentro de la Fórmula 1 son asombrosas, ya que logró 62 victorias, además de 117 podios, 72 poles y 38 vueltas rápidas.

Con la estrella lograda el año pasado, Hamilton empató los cuatro títulos de Sebastian Vettel entre 2010 y 2013, y del francés Alain Prost, que se coronó en 1985, 1986 y 1989, con McLaren; y en 1993, con Williams.

Por su parte, Sebastian Vettel alcanzó sus cuatro títulos mundiales de Fórmula 1 de la mano de la escudería Red Bull en 2010, 2011, 2012 y 2013, más dos subcampeonatos en 2009 y 2017, este último con Ferrari.

El alemán debutó en 2007 con el equipo BMW Sauber y en 2008 pasó a Toro Rosso donde consiguió su bautismo triunfal en el Gran Premio de Italia de 2008. En la temporada pasada, el alemán lideró el campeonato hasta el receso de verano, luego la Ferrari tuvo muchos problemas de confianza y no pudo ante el poderío de Hamilton.

Pero en 2018 hay razones para que Vettel se ilusione para pelear nuevamente por el título: por lo pronto, logró el mejor tiempo en los ensayos de pretemporada en Barcelona.

El argentino gritó campeón mundial en 1951, con un Alfa Romeo, y luego logró cuatro estrellas entre 1954 y 1957, con Maserati, Mercedes y Ferrari.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario